DRUMCODE ARGENTINA

Adam Beyer y Drumcode invaden Argentina

Igual que en 2015, al festival creado por Beyer, no le falto ningún condimento: Clásicos, un live celestial de Stephan Bodzin y el cierre del número uno del techno mundial.

Y llego la hora de la segunda presentación en en el país de uno de los DJs más influyentes en la escena electrónica, el sueco Adam Beyer. Para muchos era por primera vez la oportunidad  de presenciar Drumcode en Argentina. Todo hacía suponer que no faltaría ningún detalle para que sea una verdadera fiesta musical.

El Viernes 17 había sido el turno de Córdoba, más precisamente en La Fabrica. Desde aquella provincia solo llegaban buenas críticas. Así que esperábamos el mismo desarrollo en Buenos Aires.

En principio se había anunciado que el line up comenzaría a las 18 horas, tal y como se vienen desarrollando los últimos eventos en Mandarin Park. Finalmente, por razones que desconocemos, el inicio del espectáculo se pasó para las 21 horas. Este cronista observaba atónito, mientras hacía tiempo en un bar de la zona, como hordas de jóvenes avanzaban hacia el predio ubicado en las inmediaciones de Punta Carrasco. La sensación de un lleno absoluto ya se percibía en el ambiente. Pese a la cantidad de gente los ingresos se desarrollaron con total normalidad, como viene sucediendo últimamente, se notaba mucha presencia policial en la zona.

Casi siendo las 21.30, el argentino Jorge Ciccioli, le daba play a la noche. Qué bueno es saber que este tipo de eventos masivos, que convocan artistas de primera línea, sirven como vidriera de un representante local. Ciccioli genero el clima necesario mientras el público se acomodaba en la pista. El argentino cumplió con todas las expectativas.

Casi llegando a la medianoche fue el turno del debut en suelo argentino del Newyorquino Layton Giordani. Con una entrada a todo o nada haciendo sonar ‘Gas Mask’ de Spektre, el nos hizo viajar en primera clase a los mejores clubes de la gran manzana. Puro techno de su cuenta personal con ‘Dragonfly’ y ‘Live Again’ tema que supo producir junto a su amigo, mentor y compañero Danny Tenaglia. Bien la presentación del americano en Argentina. El público le hizo saber que iba a ser bienvenido cuando guste.

Otro artista que se presentaba en nuestro país entraba en escena: Enrico Sangiuliano. Siguiendo la línea creativa marcada por su antecesor, el italiano no dudo en calmar a las fieras con ‘Why does my heart feel so bad’ de Moby. ‘Astral Projection’ y ‘Moon Rocks’ de su creación hicieron bailar a los presentes. La pista ya estaba caliente.

¡Y ahora si señores! A sacarse el sombrero que era el turno del señor Stephan Bodzin. Con un live set para los oídos más exigentes. El amo del mog nos hizo viajar a otro planeta. No falto la música de Pan-Pot con ‘Sleepless’ en versión remix del propio Sthepan. La explosión llego de la mano de su track ‘Zulu’ y un cierre del dúo Tale of us & Vaal con otro mix del artista que manejaba las decks titulado ‘Monument Remixes’. Aplausos y más aplausos para este artista que no le teme al performance en vivo.

Llegó el momento del cierre que todos esperaban. La mente maestra detrás de Drumcode, Adam Beyer, salía a escena. Con un poco más de tiempo para llevar adelante su set, el sueco eligió a la artista belga Amelie Lens, ‘In Silence’ y ‘Purge’ nos escupian su techno europeo por excelencia. Julian Jeweil fue el invitado de honor en la mezcla con ‘Module’, ‘South’ y ‘Space’. Un trio que llevo la fiesta a su máxima exponencial. La emoción de escuchar un tema de Depeche Mode y que la piel se ponga de gallina con ‘Everything Counts’ muy buen mix llevado a cabo por Victor Ruiz y Thomas Schumacher.

¡Que siga la música hasta el amanecer!

Las 5 am cerraban otra excelente noche de Drumcode en Buenos Aires. Ojalá sean muchas mas.