skip to Main Content
Nick Warren Y Su Clase De Perfección Musical En Buenos Aires

Nick Warren y su clase de perfección musical en Buenos Aires

El Dj inglés se presentó recientemente en Buenos Aires y nuestros corresponsales estuvieron allí para contarte todos los detalles.

Con un set prolijo y demoledor, Nick Warren sacudió la noche de Buenos Aires el pasado viernes 30 de marzo durante su presentación en Crobar Club. El Dj británico colmó la capacidad de la disco porteña durante la calurosa noche de semana santa, donde se dieron cita fanáticos de todas las edades en busca de fino progresive house. Considerado uno de los padres de ese estilo musical, Warren desplegó durante cuatro horas lo mejor de su repertorio dejando exhaustos y satisfechos a cada uno de los que hicieron que la disco colgara el cartel de sold out varios días antes del evento.

La noche comenzó con profundas melodías y mucho groove de la mano de Mariano Mellino, el niño mimado del progresive argentino. En lo que fue algo más que un warm up, la sólida presentación de el artista arrancó aplausos generalizados del público en dos ocasiones de su set, que fue creciendo de menor a mayor hasta dejar la pista en estado de ebullición. A la hora señalada –recién pasadas las 3 am- se produjo el traspaso de mando en la cabina quedando todo en manos del gran Nick Warren.

Desde que comenzó el 2018, Crobar dejo de llamarle Be Techno a su ciclo de los viernes para abrirse a nuevos horizontes musicales y así atraer distintos públicos de la electrónica. Durante los primeros meses del año se produjo la transición, sin Dj’s que consiguieran dar en la tecla del placer generalizado. Hasta que llegó Nick Warren. Digna de fiestas masivas, su presentación en un típico club de Buenos Aires, bajo techo y con trenes pasando por encima de su cabeza durante toda la noche, supo ponerle punto final a la anterior etapa de la famosa disco de Palermo a fuerza de exquisitas piezas musicales bailadas por todos hasta que la mañana se apoderó del sábado. Noche épica.

Lo del británico fue la perfección musical. Siempre intuyendo los climas que se iban viviendo en la pista de baile y sin ser ajeno a las sensaciones que experimentaban los miles de bailarines allí abajo, Warren condimentó cada momento con sublimes mezclas, generando un verdadero resumen de su historia viva dentro del set. Con visuales que hicieron referencia directa a The Soundgarden, plataforma discográfica y de eventos que lidera el inglés, Nick mantuvo bien encendida la atmosfera de la noche haciendo permanecer a la mayoría de los presentes hasta el emotivo saludo final.

Agotados pero felices, luego de los aplausos y saludos los clubbers comenzaron su lenta peregrinación a sus casas bajo el sol de un nuevo día, sabiendo que habían presenciado una contundente muestra de prolijidad y excelencia sonora.

Back To Top