skip to Main Content
Picnic Y Baile En El Parque De Madrid

Picnic y baile en el parque de Madrid

El ciclo Brunch in the Park Madrid tuvo un contundente cierre de temporada el pasado domingo 21 con más de 6 mil personas que colmaron el emblematico Parque de Tierno Galván. Dubfire y Derrick May fueron los platos fuertes en la despedida de esta eficaz propuesta al aire libre, compuesta por cinco eventos de alta calidad durante el verano que supieron combinar gastronomía, baile, confort y buena música electrónica en la capital española.

Ya entrada la tarde, la ucraniana Nastia fue la encargada de dar la bienvenida a los que se acercaron al recinto  con ganas de deleitar sus oídos. Por completo a la altura del evento que se desarrollaba, la expirementada DJ recibió al publico con ritmo sólido y buen groove, confirmandoles a todos que una gran fiesta se aproximaba.
Mientras la música sonaba potente en la pista de baile ubicada en el epicentro del anfiteatro, en las gradas superiores muchos disfrutaron de sabrosas comidas en puestos estratégicamente ubicados. El concepto de festival a la luz del día incluyó espacios como family friend y petit brunch, sitios distendidos con actividades disfrutadas por niños y adultos.

Foto: Ankur Malhotra

Entrada la noche llego el turno de Dubfire. Con sonidos inteligentes y ritmo alto, el productor irani-estadounidense compensó la caída de temperatura en el ambiente luego de una espléndida tarde de sol. Luego de un promisorio arranque, el artista estancó su musica en un mantra bailable bastante efectivo, que mantuvo al público expectante pero con ganas de algo más. Y para eso llegó la leyenda Derrick May.

Bajo una radiante luna de cuarto creciente, este pionero del sonido electrónico nacido en Detroit aplicó punzantes melodias desde el comienzo poniendo en ebullición el clima del lugar. El ex integrante del legendario trío The Belleville Three ofreció caño y caño de exquisito nivel. Maestro de ensamble de sus propias melodias, el productor y DJ estadounidense desperdigó energía para todos los rincones del parque hasta que las agujas marcaron las 22.
El final de Brunch había llegado, dejando tras de sí un ciclo de primer nivel musical desarrollado con acierto en un gran parque del primer mundo con todas sus comodidades.

Foto: Ankur Malhotra

Back To Top