skip to Main Content
Storytellers Llevo Su Magia A Tulum

Storytellers llevo su magia a Tulum

Celebrando nuestra escapada de inicio de año en el Caribe vimos diferentes eventos que nos llamaron la atención, y el debut de ‘Storytellers – Dancing into Dreams’ fue uno de ellos. Como sabemos esta ciudad de playa ubicada en México es un destino que actualmente está muy en boga, recibiendo gran cantidad de turistas y locales que vienen los primeros días de Enero en busca de algo de calor y entretenimiento.

Llegamos al evento y la entrada fue fluída. Las personas encargadas de recibirte eran verdaderamente amables y atentas. Te entregaban una bolsa roja de yute que deparaba muchas sorpresas. Dentro de la misma encontrabas un collar con una piedra de algún color, el cual definiría la tribu a la que pertenecerías durante las próximas horas. También incluían varios tickets que podías administrar como quisieras: te podías pintar la cara, poner accesorios tipo plumas, cintillos y demás, podías leerte la palma de la mano, entrar a un cuarto oscuro que prometía “susurros de gitanos”… O podías elegir comer una selección de deliciosos alimentos vegetarianos, desde los típicos tacos de canasta, hasta comida thai, o tamales de sabores sorpresa, ¡e incluso algodón de azúcar de todos los colores! Nosotros decidimos pintarnos las caras y degustar casi todos los puestos de comida antes de entrar.

Después de pasar por el festival de comida y ponerte en el mood tribal, podías disfrutar de buena música hindú, la cual era tocada en vivo, así como bailes típicos de dicho país.

Una vez dentro del recinto ubicado a la orilla del mar pudimos notar la decoración, la cual era realmente impresionante, cada detalle muy bien cuidado. Adicionalmente el sonido era impecable, así como los beats que salían del tecnológico sistema de bocinas.

Como era de esperarse uno de los aspectos más importantes fue la música, cada artista con un sonido diferenciador y que inicio con Behrouz. El DJ proveniente de San Francisco se caracterizó por su elegancia, una selección impecable de aproximadamente tres horas entre deep, techno y deep house atmosférico. Durante su presentación siempre mantuvo su esencia de la vieja escuela, terminando su sesión con el track de Roman Flugel, ‘9 Years (DJ Koze Remix)’.

Luego llegó el momento del canadiense Art Department quien puso a bailar al público con un beat más fuerte, con su sonido característico underground, percusivo y a la misma vez funky. Al finzalizar quedamos satisfechos con su buena selección musical.

El evento también te brindaba la opción de introducirte en un ambiente más introspectivo y alejarte de la música electrónica, podías caminar hasta un área apartada donde te acostabas y relajabas para ver las estrellas con música experimental tocada en vivo. Así como también podías dar una vuelta viendo proyecciones de dioses hindúes, donde más de un millenial pasó un rato haciendo Boomerangs y Stories para sus redes sociales.

Pasadas las 3:00 am el evento llegó a su máxima capacidad, con un recinto lleno de ‘viajeros’ que no paraba de bailar. Una mezcla de público internacional que fue muy receptivo a la música que sonaba en Storytellers. También notamos la presencia de distintos amigos como Guy Gerber, Robbie Akbal, entre otros.

La llegada del shaman de Crosstown Rebels, Damian Lazarus, causó euforia entre los que estábamos allí, recibiéndolo con un caluroso aplauso, y así demostrando lo ansioso que estaban por su música.

Damian hipnotizo al público con sus melodías profundas y eclécticas a la misma vez. El mantuvo a los asistentes hasta pasado el amanecer bailando y disfrutando de una energía de tribu… Dejó un momento épico registrado en su cuenta de Instagram con el track de Deepah Ones – ‘Dancing Dub Mix’.

Ya de salida escuchamos muchos comentarios de que la fiesta fue “irreal”, “la mejor en Tulum”, “épica”, todos en forma positiva.

Nos fuimos con el recuerdo de un circo feliz. Y también con la cultura maya presente a través de un show teatral que la gente disfrutó.

Quiero finalizar con un detalle que nos hizo ser aún más felices: en algunas fiestas masivas buscar un trago puede ser una pesadilla, a diferencia de Storytellers, donde el servicio en la barra se mantuvo impecable y accesible hasta en las horas de mayor rotación. Así que no nos queda más que decir, ¡Salud! ¡Por las buenas fiestas, la excelente música y por los más lindos amaneceres frente al mar en las costas del Caribe!

 

Creditos Fotográficos: Valya Karchevskaya

Back To Top