skip to Main Content
OFFSónar Barcelona, O Cómo Una Ciudad Entera Se Rinde A La Electrónica

OFFSónar Barcelona, o cómo una ciudad entera se rinde a la electrónica

La cita se dio la semana del 15 al 21 de julio, enmarcada en la celebración anual del festival Sónar.

¡La ciudad mediterránea se inundó de música electrónica en estado puro! Durante siete días non-stop, las actuaciones se repartieron por toda Barcelona; especialmente en Poble Espanyol y en distintos clubes emblemáticos de la ciudad.

La semana se presentaba intensa para todos los amantes de la música electrónica.  Se iban a llevar a cabo eventos que reunirían a los mejores sellos, promotores y artistas de diferentes géneros de la electrónica a nivel mundial. Las fiestas se solapaban entre sí y era imposible evitar perderse algo. Pero lo mágico era que, sin importar dónde bailaras, encontrabas calidad.

Imprescindible empezar destacando al ya consolidado OffSónar y su increíble agenda para estos días. El evento logró convertir de nuevo el Poble Espanyol en el escenario único para showcases exclusivos de todo el mundo. Reunió nueve fiestas durante cuatro días en varios espacios inigualables, en paralelo con los otros eventos por toda la ciudad.

A continuación, haremos un recorrido por los eventos que más nos hicieron disfrutar:

El jueves comenzamos en el showcase del sello de Guy J, Lost and Found. El israelí, icono del progressive house mundial, demostró por qué su label y sus artistas son la ‘high class’ del progressive, y nos hizo vibrar en La Terrazza, junto con los sets de Guy Mantzur, Henry Saiz y Nickoizzo.

Al lado, el OffSónar comenzaba el viaje con WooMoon y Storytellers, quienes encantaron los especiales escenarios del monasterio y la carpa. Construyeron un espacio idílico donde actuaciones circenses, gigantescas mándalas y criaturas fantásticas se juntaban en esta fiesta ultrasensorial en la que la música encajó más que perfectamente.

Hubo grandes actuaciones de Audiofly, Blond:ish, Jan Blomqvist, Satori, Monolink y Rampue, quienes con sus sets deleitaron a todo el público, seguidas de un enorme cierre con Luciano y Damian Lazarus en los dos diferentes escenarios. Nos dividimos entre el house de corte orgánico tan característico de Luciano y la finísima selección de techno y deep house de Damian que hicieron sonreír al público hasta el final de la noche.

El viernes sentimos la llamada del techno desde primera hora. El showcase del sello sueco Drumcode, de Adam Beyer, colgaba el cartel de sold out y llenaba la Plaza Mayor del Poble Espanyol con las actuaciones magistrales de Charlotte de Witte, llario Alicante, ANNA o Ida Engberg y con un cierre exclusivo nunca antes visto de Adam Beyer b2b Enrico Sangiuliano.

En paralelo, dos sellos clásicos se aliaron y juntaron lo mejor de cada casa; el mítico sello de Carl Craig, Detroit Love, y Rush Hour de Amsterdam, dos pesos pesados para un sentido homenaje al techno y al house global. La familia de Detroit aceleró el pulso del público con DJ Stingray⁠, Moodymann, Wajeed , Holographic y finalmente con Craig, quien comenzó su set presentándose, como si fuera desconocido para alguien del público, y cerró la noche como el máster que es.

En el otro escenario, Amsterdam echaba chispas. Young Marco, I-F⁠, Interstellar Funk, Sassy J⁠, Insanlar⁠ y finalmente Hunee b2b Antal se encargaron de hacer al público bailar a más no poder con su vibrante selección de house, funk y world music, regalando un final de noche de puro baile.

La noche y la música seguían en el Club Bestial, donde el alemán HOSH presentaba Fryhide por primera vez durante el OFFSónar. Uno de los reconocidos talentos del sello Diynamic inundó la sala con su característico deep house y techno melódico lleno de finos ritmos. Esa misma noche también le acompañaron Tone Depth, Tim Engelhardt, Groj, Simao y 1979, a quien tuvimos el gusto de conocer.

Y entonces llegó el sábado y una de las citas más esperadas, el showcase de Innervisions, sello referente mundial. Esta vez todo el Poble Espanyol se rindió al evento que ocupó todo el recinto con un cartel que de verdad dejaba sin palabras. Con Dixon y Âme a la cabeza, además nos hicieron bailar Haai, Frank Weidemann, Trikk, SRVD, Avalon Emerson, Courtesy, John Talabot, Gerd Janson, Kink, Marcel Dettmann, Terr, Marcus Worgull, Or:la, Motor City Drum Ensemble, Apparat y Job Jobse.

En el escenario principal de la plaza, el catalán John Talabot nos regaló como siempre un viaje oscuro e introspectivo, ¡nos hizo bailar y olvidarnos del calor! Vimos también la gran combinación en vivo de KiNK y Weidemann con un B2B de Live Sets, un show difícil de ver, pero mas difícil de olvidar. Por último, lo más esperado de la noche, el dúo de Dixon y Âme hicieron un cierre que inundó la plaza mayor, sin defraudar ni un segundo.

En las otras ubicaciones también se ofrecían grandes shows, en el monasterio Apparat ofreció un DJ Set diseñado para romper zapatilla y disfrutar, echando de menos a Moderat, seguido del alemán Motor City Drum Ensemble, quien como siempre nos saca el lado más funky y jazzy, y que compartió escenario a lo largo de la noche con Dixon. Trikk y Âme también protagonizarón un b2b muy especial juntando live set y dj set a primeras horas de la tarde.

El domingo no podíamos rendirnos, y decidimos asistir al Outlier presentado por Bonobo, donde Agoria, Mathew Jonson (live), Totally Enormous Extinct Dinosaurs y el mismo Bonobo, con una actuación a resaltar como siempre, cautivaron al publico en el Monasterio del Poble Espanyol. Sin duda el set de Bonobo despertó tantas emociones que el público se vio sorprendido por una propuesta de matrimonio en medio de la pista. Fue un “sí”, para fortuna de todos, y el viaje musical siguió su curso.

También asistimos a la imperdible fiesta de Sudbeat en La Terrraza, liderada por Hernán Cattaneo junto a Danny Howells, Nick Varon, Oliverio y Graziano Raffa, con quien seguimos la noche en la emergente potencia local Valhalla, quienes con Graziano Raffa de Sudbeat brindaron un afterparty contundente para los más valientes. Ambos eventos colgaron el cartel del sold out e hicieron disfrutar a los últimos que se mantuvieron en pie después de tan intensa semana.

¡Hasta el año que viene, Barcelona!

Back To Top