skip to Main Content
Connected: Show Histórico De Hernán Cattaneo En El Colón

Connected: Show histórico de Hernán Cattaneo en el Colón

Crédito de Fotos: Esteban Salino

El mítico teatro porteño sería testigo de una serie de noches únicas. El DJ argentino emocionó a todos con la interpretación de los temas clásicos que marcaron su carrera junto a una sinfónica de 50 músicos en escena, compañía de amigos en el escenario y una sorpresa de último momento: la presencia de Nick Warren.

Y llegó el gran día. Todo estaba listo para una noche única e histórica. El Teatro Colón sería testigo de la presentación por primera vez de un artista de música electrónica en un lugar tan emblemático para la Argentina. ¡Y quién mejor que nuestro embajador por el mundo, el señor Hernán Cattaneo!

A principio de año fue anunciada la noticia de que el Colón presentaría una serie conciertos que romperían con el esquema común al cual nos tiene acostumbrados. El Festival Únicos nos propuso presenciar más de 20 artistas internacionales de los más diversos estilos: desde Luis Fonsi, autor del tema ‘Despacito’, pasando por  Joan Manuel Serrat, cantautor español.  Lo que nadie se imaginaría es que habría espacio también para la música electrónica, un género tan popular en Argentina como vapuleado. Nadie podría haberse imaginado hace unos años atrás la oportunidad que se le presentaría a Hernán.

La presentación originalmente sería de una función, pero la demanda con localidades agotadas obligó a los organizadores a agregar tres funciones más: dos el jueves 22, una el día viernes 23 y otra el lunes 26 de febrero. Una demostración más del revuelo que genera el artista en nuestro país.  Así, Connected (nombre elegido para las presentaciones) estaba en marcha. Además, se agregaría una función gratuita al aire libre el sábado 3 de Marzo en Figueroa Alcorta y Dorrego.

Ahora había una serie de preguntas dando vueltas en el aire: ¿cómo estaba diagramada la estructura del show? ¿Se trataría de una rave o sería una presentación para disfrutar sentado en las butacas? Muchas dudas del público para un evento único. La primera información que se dio a conocer fue que el Dj estaría acompañado junto de una orquesta sinfónica de 50 músicos.

Este tipo de show tuvo alto impacto en otro país del viejo continente. Así es el caso de Pete Tong en el Royal Albert Hall en Londres junto a The Heritage Orchestra con todos los clásicos de Ibiza, o el caso más reciente de Sasha con re-Fracted en The Barbican, también en la capital londinense. Ambas presentaciones tambien fueron acompañadas por un orquesta de músicos de gran calibre.

Cattaneo en todas la entrevistas que brindó previas al show aclaró que no se trataría de una fiesta como tal, sino de un show sinfónico. Nada de baile. La forma que encontró el artista para que la presentación no se convierta en una fiesta fue la de quitar el beat, no utilizar el golpe y darle principal importancia a la orquesta, limitando así los decibeles.

Hernán, además, sería el encargado de la selección musical. Todos saben lo que genera Cattaneo en el público argentino. El sería el vehículo para acercar a la gente al emblemático teatro. Todo estaba listo para una serie de noches que quedarían grabadas en la historia de la escena electrónica nacional.

El DJ no estaría solo: por ello convocó a grandes artistas. La orquesta estaría comandada por Gerardo Gardelin, además se sumaron cuatro cantantes invitados de lujo: Richard Coleman, Leandro Fresco, Oriana Favaro y Josefina Silveyra para interpretar los estribillos. Adicionalmente a la orquesta contaría con el aporte extra de Martín Keledjian en cello y Mercurio en guitarra. En la mesa de mezcla lo acompañarían sus amigos Oliverio Sofia, Baunder y Zuker. Lo que nadie esperaba era la presencia sorpresa de Nick Warren, confirmado pocos días antes del primer show.

Electronic Groove en Español estuvo presente para la segunda función el día jueves 22 de febrero. El imponente Colón recibió al público que iba llegando a lo que se esperaba sería una sala de lleno total. Y así fue. La diversidad del público era notoria: desde los jóvenes que siguen al artista desde los últimos años, así como gente más adulta que sigue a Hernán desde sus inicios, incluyendo gente mayor, habitués presenciales de los shows del teatro. Una vez que todos estaban acomodados era hora de empezar a volar.

La orquesta comenzaba a interpretar como intro ‘Blade Runner’ de Vangelis, pasando por ‘I Robot’ de Alan Parsons Project y ‘See The World’ de Slacker. Así fue como el telón se elevó y apareció en escena el DJ y su troupe. Un estruendoso aplauso del todo el teatro le hizo sentir el cariño.

El show se dividió en 4 actos. El primero contó con cinco tracks incluyendo dos de su autoría ‘Closer’ y ‘Cripsis’, ambos producidos junto a Soundexile. Ya en el segundo acto se notaba que los temas interpretados pertenecían a la influencia musical que recibió Hernán desde sus comienzos: ‘Unfinished Sympathy’ de Massive Attack y ‘Whistle Song’ de Frankie Knuckles. De la misma manera se fue desarrollando el resto de los actos.

‘Enjoy the Silence’ de Depeche Mode es un track habitual en la selección de los sets del artista. Le siguieron ‘Cups0’ de Underworld y otro clásico, ‘From here to eternity’, de uno de los primeros artistas de la música electrónica mundial, Giorgio Moroder. Párrafo aparte para la interpretación de ‘Golden Path’ de Chemical Brothers con un entusiasta Javier Zuker pulsando el bajo.

Nuestro corresponsal no pudo contener la emoción cuando sonó ‘Knights Of The Jaguar’ de DJ Rolando, llegando al último acto.  También hubo lugar para los interludios incluyendo partes de ‘Time’ y ‘High hopes’ de Pink Floyd, y ‘Vanishing Point’ de New Order , entre otros.

Otra vez el teatro se fundió en un aplauso eterno cuando hizo su aparición el británico Nick Warren, quien se encargó de sumarle algo de percusión al recital. Durante toda la presentación se respetó la idea de que el actor principal sonoro fuese la orquesta y no la composición digital. Las imágenes que se proyectaban detrás del escenario eran simples, elegantes y minimalistas: predominancia del blanco y negro con imágenes en vivo de los artistas; otra demostración más de respetar la esencia del Colón.

Aplausos y más aplausos sin fin y de pie, cuando se dio por terminada la velada. Al DJ se le notaba emocionado. Como él mismo dijo en los ensayos previos al show, jamás se hubiese imaginado estar en un lugar tan mítico y realizando un show de tal envergadura.

Una emoción más para el artista argentino mejor posicionado en la escena electrónica mundial. Una noche histórica que aguardaban dos presentaciones más y que esperamos se repita en un futuro no muy lejano.

Back To Top