Between Us

Martin Garcia Between Us

Para dar un corte a la semana Electronic Groove estuvo presente el 10 de Agosto en la decimo sexta edición del ciclo ‘Between Us’. Haciendo uso del formato live streaming presentaron en el club Wanna al aclamado Martin García, acompañado de un line up nacional de gran calidad musical.

Con el inicio de transmisión un poco demorado, el dúo Antiques daba comienzo a la sesión musical de la tarde. En un opening con hats technosos y bajos percusivos recibieron al poco público que llego temprano con una presentación de una hora.

Presentado por Andrés, el MC del evento, llegaba el turno de Crudito. Con un muy buen repertorio de progressive, el productor nacional en ascenso estuvo en sintonía con lo que sería el resto de la velada. Con un dj set de una hora, la pista ya cubierta casi en su totalidad comenzaba a calentarse y despidió a Crudito con un cálido aplauso.

Entrada la noche llegaba la hora de Max & Nim. El dúo residente de The Bow acostumbrado a compartir cabina con los consagrados de la escena tuvo una gran presentación con impecable selección de tracks. Dos de los destacados fueron los remix de ‘Set the Controls for the Heart of the Sun’ y ‘Shine on You Crazy Diamond’ ambos de Pink Floyd, y que sonaron en la apertura y cierre de su set respectivamente. Con buen sonido y espacio para bailar el público estaba cómodo y disfruto de la presentación de Max & Nim que hicieron un excelente warm up, tarea nada fácil para lo que vendría luego.

Pasadas las 23 horas sobre el final del warm up se materializo Martín García. Acompañado por personal de seguridad, mientras preparaba su arsenal fue presentado una vez más por Andrés. Como si tuviera su propia fuerza gravitatoria, el público curioso se abalanzó con sus teléfonos celulares sobre Martín rompiendo el clima que se había generado durante la noche. Con un downtempo misterioso dio comienzo a la odisea que en esta oportunidad fue de dos horas. El público impaciente se retiro durante los primeros minutos dejando lugar a los viajeros que decidieron permanecer para ir acomodándose y volver a entrar en ambiente.

Con una estructura progresiva que lo caracteriza, su presentación fue de menor a mayor en intensidad. Siempre da gusto tener a la vista despejada el set up del artista, y en este caso la disposición de la cabina abierta para el streaming permitía observar a Martín realizando su trabajo con extrema concentración. Con una casi imperceptible transición entre tracks dio muestra a un público entregado, de su capacidad de emocionar, intrigar, oscurecer y tantas otras sensaciones.

Ya es la una de la mañana y es hora de emprender un nuevo viaje, el de regreso a casa.