Nick Muir

Nick Muir: “El público argentino tiene una conexión especial con la música”

Foto de Nerina Iantorno

En Junio de este año se presentó en Buenos Aires una leyenda viva del progressive house, el señor Nick Muir. Lo hemos invitado a charlar abordando temas como sus influencias musicales, la sociedad con John Digweed, su opinión sobre el público argentino y mucho más.

Electronic Grove: Hola Nick, gracias por compartir tu tiempo con EG. Usted ha comenzado su carrera como un músico de influencia. Ha tenido la oportunidad de compartir sesiones con Take That, Johnny Hallyday y otros tantos ¿Qué influencias recibía en aquel entonces?

Nick Muir: Gracias a ustedes por invitarme. He escuchado y tocado música toda mi vida. Mi madre era cantante clásica. Además, tengo dos hermanos, 10 años en promedio mayores que yo, que también eran aficionados a la música. Ambos con gustos musicales completamente distintos. Uno escuchaba The Beatles, The Kinks, Simon and Garfunkel y The Beach Boys; El otro, The Temptations, The Four Tops, Steve Wonder, Isaac Hayes y todos los clásicos del género soul de aquella época. En mi casa convivían todos los estilos. De esa manera absorbí música como una esponja.

Cuando era adolescente me gustaba el progressive rock como Yes y Pink Floyd. Llegue a tocar en una banda con el cantante de Stiff Little Fingers y escuche una gran cantidad de música post-punk como The Clash, The Alarm, The Damned, eso definitivamente influencio mi actitud hacia la música. New Order salió a escena y empezaron a influenciarme con su uso de la electrónica y las secuencias. También me llego mucho la escena electrónica alemana, como Kraftwerk, Tangerine Dream y asi sucesivamente. También me gustaba (y aun me siguen produciendo la misma satisfacción) Talking Heads. Uno de mis álbumes favoritos fue ‘My Life In The Bush of Ghosts’ de David Byrne y Brian Eno. Para mi uno de los registros más influyentes e interesantes de los últimos 30 años.

EG: ¿Cómo fueron sus inicios como productor en el incipiente surgimiento de la escena electrónica de los 80’s y 90’s? ¿Qué extraña de aquella época?

Nick Muir: Al principio yo realizaba sesiones con teclados y tuve la suerte de conocer a Pat Collier (productor de Wonderstuff, Primal Scream y Jesus and Maty Chain), quien poseía su propio estudio. El me ofreció escribir allí. Esto sucedió justo cuando la revolución del house se estaba poniendo en marcha. Pase 4 años maravillosos escribiendo y grabando en ese estudio.

Algo notablemente diferente en esa época es que los “géneros” en la música dance realmente aun no existían; era un campo abierto y uno hacia lo que sentía. Podías ir a una fiesta y escuchar un DJ tocando un estilo desconocido, luego yo intentaba escribir una pista como lo que había escuchado. Actualmente siento que me falta un poco esa libertad. De todas formas, no me quejo: me encantan los estilos que conocemos, hasta ahora.

La novedad de la escena era muy especial y algo que obviamente no se puede recrear. El ‘four on the floor’ (patrón de ritmo utilizado como base en la música electrónica) era todavía una idea nueva y fue un descubrimiento increíble para mi. El hecho de que algo así pudiera suceder en la música después de tantos años de evolución me pareció fascinante y emocionante. Cambió por completa mi idea sobre muchas cosas.

EG: En la opinión personal de quien escribe, hay un antes y un después con la aparición del track “For What You Dream Of” del dúo con John Digweed en Bedrock: ¿En que contexto personal de ambos se encontraban cuando nació este himno?

Nick Muir: Bedrock no era realmente algo grande hasta después de ‘For What You Dream of’. John (Digweed) y yo habíamos hecho algunos remixes juntos. El track fue la primera cosa original que escribimos en sociedad. En ese momento no podíamos decidir como titular aquel proyecto, solo surgían malos nombres, pero Bedrock era un algo que John ya había utilizado anteriormente. Como la pista era dirigida para él, entonces le sugerí que usara ese nombre y quedo para siempre. El gran momento para este tema fue cuando John lo presento en ‘Renaissance – The Mix Collection’, que fue el primer álbum de mezclas oficialmente lanzado por Digweed y Sasha. Ese disco fue enormemente influyente y por ello llego el track a la pelicula ‘Trainspotting’. Realmente cambio el curso de mi vida y probablemente la de John también.

“Antes de la aparición de los géneros en la música dance uno tenía más libertad”

EG: ¿Cómo es trabajar con Digweed? ¿Cree que su carrera sería igual sin haber trabajado con él?

Nick Muir: Me siento muy honrado de estar trabajando con John, fue pura suerte cuando nos presentó un amigo en común. Generalmente esas presentaciones nunca llevan a nada. En ese entonces la carrera de él había despegado, y se encontraba muy concentrado y decidido. La escena estaba dando el gran salto y el ambiente en los clubes era increíble. John es muy profesional y posee altos estándares, eso es una de las grandes cosas de trabajar en conjunto. Siempre te empuja a hacer lo mejor que puedas, pero de manera positiva. Él es de esas personas que nunca están satisfechas: si algo no le gusta te lo dice con total sinceridad. Mi trabajo no sería el mismo si nunca hubiese conocido a John. Uno de sus mayores atributos como artista es que posee un concepto bien definido sobre que sonidos le gusta utilizar en sus sets: esa genialidad para crear pistas que encajan perfectamente con el sonido que a él le gusta. Es ese tipo de dirección la que músicosy productores como yo a veces necesitan.

EG: Es la segunda vez que visita la Argentina de la mano de Omnia Producciones: ¿Se siente cómodo en nuestro país?

Nick Muir: En Argentina me siento como en casa, al menos musicalmente. Es un lugar especial en muchas maneras: el público argentino es tan generoso y cálido, tienen una conexión especial con la música. El último show en Niceto Club fue tan imponente que debo reconocer que se me escapo alguna que otra lagrima. Me siento muy bendecido por haber participado de estos espectáculos bajo la producción de OMNIA.

Electronic Groove: ¿Que cosas de Argentina le gustan?

Nick Muir: Bueno aparte de venir a tocar creo que cualquiera que me conoce sabe que me encanta la comida Argentina ¡el asado es de mis favoritos! Si te gusta la carne estas en el lugar indicado. La última vez que estuve Cristian y Alejandro de OMNIA me llevaron a su parrilla favorita (tengo que mantener el nombre en secreto, je). Tuvimos una cena increíble -mollejas, chinchulines con mucho jugo de limón, provoleta a la parrilla – ¡Todo tan bueno y sabroso!

Electronic Groove: ¿De que manera apareció el progressive house en sus composiciones? ¿Cómo considera que reciben los argentinos este estilo musical?

Nick Muir: Progressive house fue un nombre que alguien pensó para un tipo particular de música house surgido a principios de los 90’s. Estábamos escribiendo (con Digweed) ese estilo mucho antes de fuese llamado de esa manera. Recuerdo una cosa que John me dijo apenas comenzábamos a trabajar juntos, “para escribir pistas de baile debía gustarnos la “música”. Lo que significa que debía existir un contenido armónico y melódico. Él no quería que sus canciones sonaran como “party house” o de alguna forma parecida, él quería que la música fuese pensativa y legitima. También la forma constructiva en que John toca es bien conocida y recibida, él es uno de los mejores haciendo eso. La mezcla “progresa” a través de un conjunto relajado y espacioso subiendo a una forma más intensa. Estas son quizás algunas razones por la que se utilizó el término “progressive”.

Los argentinos son gente musical, aman la música y son bien conocidos por hacer aportes musicales maravillosos al mundo. Lo que se proponen lo hacen con entusiasmo, la pasión es algo que llevan en la sangre. Les gusta hablar de ello y conocen sobre varios temas en general, ya sea arte, música, deporte, comida, lo que sea. Creo que nuestro tipo de música apela a los clubes de Argentina, porque nos acercamos a ella de la misma manera que los argentinos lo hacen, se piensa, no solo es apretar play. Además, el público tiene un verdadero equilibrio entre el cuerpo y la mente, eso es genial.

“Me siento muy honrado de trabajar con John Digweed. Él es muy profesional y siempre te empuja a hacer lo mejor que puedas. Mi trabajo no sería el mismo si nunca lo hubiese conocido”

Electronic Groove: En los últimos tiempos se ha dedicado a la composición de bandas sonoras para Cine y TV: ¿Cómo surgió esta faceta? ¿Qué proyectos de este estilo está desarrollando en este momento?

Nick Muir: Como muchos artistas que trabajan en la música electrónica, A John y a mí nos encanta escuchar bandas sonoras como Vangelis, Clint Mansell, Morricone, cosas fantásticas como esas. La banda de sonido y la música bailable tienen algunas cosas en común: la atmosfera, por ejemplo, es una de ellas. Me animo a comparar el diseño de la banda de sonido de una película con la música seleccionada para una pista de baile. Por suerte a nosotros nos dieron esa posibilidad de expandir nuestro campo. John había alcanzado un alto perfil como DJ y comenzó a recibir ofertas de distinta índole, entre ellas poder crear bandas sonoras. Actualmente estamos trabajando con una casa de música de cine de Los Angeles y en varios proyectos diferentes, como el desarrollo de música para apps. Es divertido explorar diferentes caminos musicales.

Electronic Groove: ¿Cómo es el presente de Nick Muir y que le depara el futuro?

Nick Muir: Estoy tocando como DJ en varios eventos alrededor del mundo y lo estoy disfrutando. El viaje es bastante cansador, pero el juntarse y hablar con gente joven que está en la música es una cosa que te llena de vigor. También es bueno para mi ponerse de pie delante del público y tocar directamente para ellos. Una de las grandes cosas del dance music es que todo el mundo es parte del espectáculo. Un buen show depende tanto de la multitud como del DJ. Una fiesta es algo que hacemos juntos y Argentina es un lugar donde realmente entienden eso de la misma manera – ¡Brindo con ustedes por ello!

Sigue a Nick Muir: