Paf Logo

Un cachetazo al mal viaje

“PAF!”, es un proyecto llevado a cabo a través de una ONG que se especializa en problemáticas sociales relacionadas con drogas. La meta: concientizar sobre el consumo de psicoactivos en clubes y fiestas. Sus coordinadores recibieron a Electronic Groove en español para contarnos más sobre este interesante proyecto que busca no estigmatizar si no acompañar y aconsejar.

A más de un año de la trágica muerte de cinco jóvenes en Timewarp Argentina, y por la que 5 familias siguen esperando respuestas de la justicia, ya nada fue lo mismo. Aquella espina ha quedado clavada en la conciencia de una sociedad que aún desconoce, por desinformación o por el solo hecho de no querer reconocer que sus hijos, nietos, sobrinos, amigos poseen acceso al consumo de drogas en escenarios nocturnos.

Cuando se cuenta con un estado ausente, sobre todo de información, y la salida fácil termina siendo la prohibición y la persecución al consumidor, toda esperanza parece haberse perdido para los que amamos la música, el baile y la unión que se genera en una rave. Querido lector, le tenemos una buena noticia: todavía hay esperanzas. Desde hace un tiempo la Asociación Civil “INTERCAMBIOS” ha desarrollado un programa de “Reducción de daños” a través de su ONG: les presentamos “PAF!” (Proyecto de Atención en Fiestas).

El proyecto de prevención “PAF!” es supervisado por Jorgelina Diorio y coordinado por Tomas Pérez Ponisio, quienes recibieron a Electronic Groove en español muy amablemente en su oficina de la calle Corrientes.

Electronic Groove: ¿Qué es la RRDD (Reducción de daños y riesgos)?

Jorgelina Diorio: el primer paso es reconocer que toda sustancia psicoactiva tiene un efecto, no es que son inocuas ya que afectan a la percepción y al estado de ánimo. Entre la posibilidad de daño de consumo, hay acciones de prevención y acompañamiento que minimiza esos riesgos. La acción principal del RRDD es generar conciencia y reconocer que es probable que el sujeto no quiera ni piense en dejar de consumir: la idea es brindarle información para que pueda elegir y tomar decisiones de manera más consiente. Se trata de un modelo contrapuesto a la guerra contra el narcotráfico donde el concepto es que todo consumo es problemático y puede llevar a una muerte segura. Nosotros consideramos que no es así. No decimos que dejen de consumir, simplemente orientamos para que se conozcan los riesgos de ese consumo recreativo. Básicamente la idea de RRDD es aceptar la diversidad del sujeto, aceptar la perspectiva de derecho y trabajar con personas a las cuales no les decimos que dejen de consumir, si no que ese consumo puede ser cuidado y responsable.

E.G: ¿Cómo nace el proyecto PAF?

Tomas Pérez Ponisio: después de lo sucedido en Timewarp me puse en contacto con la gente de Energy Control (uno de los pioneros en establecerse en materia de RRDD en el viejo continente) para realizar consultas puntuales, principalmente sobre el éxtasis Superman (en los medios circulaba que los decesos habían ocurrido por el consumo de esta pastilla) ya que había teorías de los más extrañas. Fue así como Energy Control nos pone en contacto con INTERCAMBIOS. Luego de generar un vínculo con la dirección de la asociación nos invitan a armar y coordinar este proyecto revolucionario en nuestro territorio.

“La idea es brindarle información (al consumidor) para que pueda elegir y tomar decisiones de manera más consiente”

Tomas además es uno de los administradores de Argenpills: un sitio de intercambio información sobre drogas. En el foro los usuarios interactúan y trasladan sus experiencias con cual o tal psicoactivo y así se genera una base de datos de los estupefacientes que circulan en el país.

EG: ¿En qué eventos de música electrónica tuvieron presencia hasta el momento?

Tomas: Hace unos días atrás estuvimos en Zef. También en Blow en fechas exclusivas de Techno. En Le Journal de La Musique que es otro ciclo de fiestas. Llevamos aproximadamente 10 intervenciones en tres meses hasta el momento. El 10 de junio fue la primera de esperamos sean muchas más.

EG: ¿Cómo reciben esta propuesta los organizadores y el público asistente?

Jorgelina: Nosotros tratamos de ponernos en contacto con los organizadores, contarles nuestra propuesta y ver si les interesa que pongamos nuestro stand. Además de la información a través de folletos y la intervención del equipo (promotores voluntarios) ponemos a disposición agua, frutas y chupetines. La interacción con el público es excelente, se nota sobre todo en el impacto de las redes sociales, donde nos dejan mensajes de agradecimiento, de gente que nos felicita por la propuesta y muchos que se ofrecen como voluntarios solidarios. La recepción es increíble sobre todo en los más jóvenes que entienden que no los subestimamos ni estigmatizamos. Eso genera un canal comunicacional y de entendimiento muy fuerte.

EG: ¿Y qué les recomiendan justamente a los jóvenes que recién se inician en este tipo de eventos y están expuestos al consumo de drogas?

Tomas: Yo tengo 3 recomendaciones básicas.

La primera: Si salen es para pasarla bien. No pierdan ese objetivo.

La segunda: Si van a consumir algo estén lo más informado posible. Si por ejemplo compran adentro tengan en cuenta que lo están recibiendo de alguien que no conocen, en la oscuridad y sin poder saber bien que es lo que les vendieron.

La tercera: Infórmense previamente sobre el lugar al que están asistiendo: Si está habilitado correctamente, si posee puestos de hidratación y salidas de emergencia correspondientes. En resumen; estar alerta no resta, siempre suma.

Jorgelina: No estar solo es importante, estar con otros, acá no existe el “sálvese quien pueda” ni el “yo solo puedo”.

“La interacción con el público dentro de las fiestas es excelente, la gente nos felicita por la propuesta y muchos se ofrecen como voluntarios solidarios”

EG: Y en el caso de un “mal viaje” (ya sea propio o ajeno) ¿cómo se debe accionar?

Tomas: Creo que lo primero, sí esa persona está acompañada, es que lo trasmita, que no sienta vergüenza. Y si está sola que agarre al que tiene al lado y le diga: “discúlpame me estoy sintiendo mal”. Esta acción es primordial. Que esa persona ayude a buscar asistencia en los puestos de enfermería o con gente relacionada a la organización del evento. Hay que superar esa barrera de que por lo ilegal del asunto es mejor es no decir nada. Si te sentís mal no importa nada más que tu bienestar.

Jorgelina: Se supone que el fin del consumo de sustancias psicoactivas es el placer. Nadie consume porque no le gusta el efecto que produce en uno. Justamente todo lo contrario, lo hace para pasarla bien. Entre pasarla bien y pasarla mal hay una delgada línea. Además, a cada uno las sustancias le pegan de forma diferente. Existen muchos mitos y prejuicios que se deben superar, incluso entre los mismos consumidores. Nosotros buscamos evitar ese mal viaje a través de nuestras acciones. Si nunca consumiste y queres probar, hacelo, en pequeñas dosis, fíjate como responde tu cuerpo. Tampoco es bueno mezclar.

Energy Control es un proyecto de la ONG “Asociación Bienestar y Desarrollo” surgido en Barcelona y con presencia en gran parte de España desde hace más de 20 años. Entre otras cosas cuenta con un sistema de análisis que permite la identificación y cuantificación mediante pequeños testeos químicos, de las sustancias de consumo público. De esta manera se alerta al consumidor sobre la detección de incidencias que puedan suponer riesgos para su salud.

EG: ¿”PAF!” realiza este tipo de testeos para prevenir posibles riesgos para la salud?

Tomas: Lamentablemente aun no contamos con esta tecnología. Creemos que en algún momento vamos a poder implementarlo. Mas allá de que Energy Control fue pionera en implementar este sistema, no son los únicos. De hecho, en América Latina, más precisamente en Colombia y México, también hacen testeos. Sin ir muy lejos el año pasado en Uruguay también se puso en práctica este sistema. No falta mucho para que también lo podamos hacer aquí en nuestro país. Este es uno de nuestros objetivos a corto plazo. Igual sabemos que para poder hacerlo deberíamos incidir en las políticas de drogas primero, ya que las leyes locales imponen penas por la tenencia para consumo personal.

“Entre pasarla bien y pasarla mal hay una delgada línea. Nosotros buscamos evitar el mal viaje a través de nuestras acciones”

EG: Con relación a otras organizaciones de RRDD en otros países: ¿Llevan algún tipo de acción en común?

Jorgelina: Si, absolutamente. De hecho, hubo una declaración de casi 30 organizaciones de Reducción de Daños en el mundo que acompañaron el pedido en nuestro país para que esto sea parte de la agenda de “Intercambios”. En casi todos los casos somos programas dentro de una ONG. En definitiva, se trata de un colectivo mundial de organizaciones que trabajamos sobre el tema y nos apoyamos y acompañamos mutuamente.

Si queres ser parte del equipo voluntario de “PAF!” Completa el formulario de contacto haciendo click aqui